Skip to content Skip to navigation Skip to footer

¿Qué es seguridad en la nube?

Definición de seguridad en la nube

La seguridad informática en la nube también se conoce simplemente como seguridad en la nube. 

La seguridad en la nube consiste en políticas, procedimientos, tecnologías y controles que colaboran para proteger los sistemas en la nube, la infraestructura y los datos.

La seguridad en la nube tiene por objetivo garantizar la defensa de cada aspecto de la red al interactuar con la nube. También asegura que la infraestructura en la nube permanezca bien protegida contra ataques cibernéticos y amenazas sofisticadas.

¿Por qué es importante la seguridad en la nube?

Siempre que hay una violación de seguridad en la nube, las empresas pierden dinero, tiempo y recursos mientras intentan recuperarse. El tiempo de inactividad resultante de una violación de seguridad en la nube puede causar contratiempos operativos importantes : las aplicaciones y los datos en la nube, así como los dispositivos y redes conectados a la nube, pueden estar expuestos a muchas amenazas.

Si bien el mantenimiento de un sistema de seguridad para una red interna suele estar a cargo de un equipo de tecnología informática (TI) interno, cada vez que usted pone datos o sistemas en la nube, sus valiosos activos digitales están, en esencia, bajo el cuidado de otra persona. Para reducir al mínimo el riesgo inherente resultante, es necesario un sólido sistema de seguridad en la nube.

Estos son solo algunos de los beneficios de la seguridad en la nube:

Entorno de trabajo a distancia más seguro

Una de las principales ventajas de la incorporación de la computación en la nube a sus operaciones es la accesibilidad a los datos. Cada vez que un empleado se conecta a Internet, puede interactuar con el contenido o los sistemas que necesita para hacer su trabajo. Esto le da flexibilidad y agilidad a la empresa.

Sin embargo, pueden surgir problemas si los empleados acceden a la infraestructura en la nube a través de medios inseguros. Por ejemplo, si entran en una cibercafetería, los atacantes pueden iniciar sesión utilizando una red pública. Esto deja su red en la nube expuesta a cualquier atacante que esté en busca de oportunidades en esa misma conexión pública y vulnerable.

Además, cuando los empleados utilizan sus dispositivos personales o se llevan los dispositivos del trabajo a casa, pueden exponerlos accidentalmente a software malicioso. Cuando se conecten al entorno en la nube, cualquier cosa que se haya introducido en su computadora o dispositivo, por ejemplo, malware o troyanos, podría servir para invadir el sistema en la nube.

La única manera de protegerse contra este tipo de puntos de acceso a su infraestructura es instituir un poderoso sistema de seguridad en la nube.

Almacenamiento de datos más seguro

Muchas empresas recurren a un entorno de nube para respaldar sus datos. En caso de un desastre, es fácil volver a poner todo en marcha porque lo único que tiene que hacer es conectarse a la nube y tomar de ahí lo que necesite. Pero si la información no es segura, podría terminar descargando archivos dañados. Si se permite que estos penetren en el sistema, podrían afectar no solo la red y los dispositivos de su empresa, sino también los de sus clientes.

Un sistema de seguridad de datos en la nube ayuda a proteger los datos valiosos contra ataques de software, organizaciones o personas peligrosas.

Cumplimiento de los requisitos normativos

En ciertos sectores, el grado en que los datos se mantienen seguros puede determinar si se está en el lado correcto o incorrecto de la ley. Por ejemplo, con estatutos actuales como la Ley de Portabilidad y Responsabilidad de los Seguros Médicos (Health Insurance Portability and Accountability Act, HIPAA) y el Reglamento General de Protección de Datos (General Data Protection Regulation, GDPR) [de Estados Unidos], un sistema de seguridad laxo podría exponer datos sensibles en la medida en que usted no cumpla con la legislación actual.

Una sólida solución de seguridad en la nube puede ayudarle a evitar que un descuido de seguridad tenga graves consecuencias legales para la empresa. Esto es especialmente importante debido al hecho de que quienes hacen cumplir la ley suelen sentirse obligados a encontrar un culpable cuando las cosas salen mal. Una violación de seguridad puede poner a la organización en serios problemas al generar malas notas en la prensa, batallas legales y pérdida de confianza entre los accionistas. Por otro lado, un sistema de seguridad de la información en la nube completo puede evitar problemas antes de que comiencen.

Mantenga los datos adentro y a los atacantes afuera

Un sistema en la nube sin medidas de seguridad exhaustivas puede ser como una coladera de datos. Con tantos usuarios que acceden a la red a través de una amplia variedad de dispositivos, es fácil que los datos se filtren a la persona equivocada. Además, un sistema en la nube sin protección es una superficie de ataque muy conveniente para los piratas informáticos.

Un sistema de seguridad en la nube actúa como la puerta de una bóveda bancaria. Mantiene datos valiosos adentro y deja fuera a los delincuentes.

Categorías de computación en la nube

  1. Servicios de nube pública: las nubes públicas son administradas por un proveedor externo. El espacio en el servidor de la nube se les alquila a las organizaciones, y el administrador se encarga del mantenimiento, la seguridad y la operación en general. Dicho espacio incluye software como servicio (Software-as-a-Service, SaaS), infraestructura como servicio (Infrastructure-as-a-Service, IaaS) y plataforma como servicio (Platform-as-a-Service, PaaS). 
  2. Nubes privadas: el uso de una nube privada se limitada a una sola organización. Los recursos y la infraestructura son utilizados exclusivamente por dicha compañía. Dichos recursos e infraestructura tienden a tener un precio más alto, pero ofrecen mejores opciones de personalización y seguridad.
  3. Nubes híbridas: una nube híbrida ofrece una combinación de características de las nubes públicas y privadas. Las nubes híbridas también pueden implicar una combinación de centros de datos físicos, centros de datos virtuales, o casos de nube tanto pública como privada.  Las empresas que desean tener la libertad de crecer rápidamente y disfrutar al mismo tiempo de una seguridad sólida, aprovechan a menudo los servicios de una nube híbrida.

Desafíos de seguridad informática en la nube

  1. Ataques de DDoS: la popularidad de los ataques de denegación de servicio distribuida (Distributed Denial-of-Service, DDoS) ha ido en aumento. Los atacantes recurren a ataques de DDoS para abrumar el servidor de un sitio web, de modo que este no pueda responder a las solicitudes de los usuarios. Esto puede inutilizar el sitio por largos periodos.
  2. Pérdida de datos: los datos pueden perderse de la nube por diversos motivos. Incluso cuando nadie intente apoderarse activamente de los datos, estos pueden perderse debido a un accidente o desastre natural. Las soluciones de seguridad en la nube no solo ayudan a mantener fuera a los ladrones; también pueden incluir medidas para proteger los datos contra eventos inesperados.
  3. Filtraciones de información: la información en la nube puede ser un blanco fácil para el pirata informático experto si no está protegida. Algunos delincuentes roban datos para extorsionar a los miembros de una organización. Otros los venden a quienes desean conocer los secretos de una empresa. Sin soluciones de seguridad en la nube adecuadas, los datos de una empresa pueden estar expuestos.
  4. Puntos de acceso vulnerables: un sistema basado en la nube ofrece acceso inmejorable, pero los dispositivos utilizados para interactuar con la nube suelen estar desprotegidos o subprotegidos. Debido a eso, casi todos los teléfonos, tabletas electrónicas, computadoras portátiles u otros dispositivos móviles que acceden al sistema en la nube pueden representar oportunidades de ataque para una persona o un software inconvenientes. Sin embargo, con la firewall correcta, usted puede limitar el acceso al tipo de tráfico correcto.
  5. Alertas y notificaciones: cuando hay una violación de seguridad, detener la amenaza antes de que cause daños importantes es solo parte del trabajo. Un sistema completo asegurará que se notifique a las partes interesadas importantes sobre la situación. En muchos casos, el daño de un ataque, incluso después de pararlo, se debe al hecho de que transcurre demasiado tiempo antes de que el equipo de TI reaccione y alerte a otras personas. Un sistema de seguridad en la nube receptivo proporciona información por medio de alertas y notificaciones a quienes necesiten enterarse, en el momento en que necesiten saberlo.

Mejores prácticas de seguridad en la nube

  1. Implemente políticas de protección de datos: cada organización posee información crítica para su misión que es necesario proteger. Es importante identificar los datos más delicados y protegerlos contra el acceso no deseado. Reducir al mínimo la superficie de ataque de datos cruciales puede enfocar sus recursos de seguridad en la nube y permitirle aprovecharlos al máximo.
  2. Utilice claves personalizadas para cifrar los datos sensibles: incluso la combinación más segura de nombre de usuario y contraseña puede estar en riesgo ante un pirata informático persistente. Ya sea que una persona ajena utilice spyware o que un empleado descontento se apropie de credenciales de inicio de sesión, las violaciones en modelos de autentificación de un solo factor son demasiado fáciles de orquestar. Con autentificación multifactorial (Multi-Factor Authentication, MFA) mediante el uso de claves personalizadas, el sistema está mejor protegido.
  3. Limite la forma en que se comparten los datos: cuando diversos usuarios envían datos a varias personas, puede ser difícil saber quién obtiene qué y cómo lo obtiene. Los clientes, inversionistas y otras personas ajenas pueden acceder innecesariamente a datos sensibles. Puede usar un sistema de seguridad en la nube para asegurarse de que solo quienes “necesitan saber” puedan acceder a los datos sensibles.
  4. Evite que la información vaya a dispositivos no administrados: es importante saber cómo se tratan los datos después de que salen de la nube. Varios dispositivos no administrados podrían dar lugar a que la información se comparta con personas equivocadas. Sin embargo, con un sistema de seguridad en la nube puede estar seguro de que solo los dispositivos correctos se conecten a la red.
  5. Cifrado de datos en la nube: el cifrado de datos ofrece una capa de protección adicional. Incluso si alguien logra burlar una firewall o un filtro web, el cifrado que protege los datos aún puede mantener los datos seguros.
  6. Pruebe periódicamente su sistema de seguridad: contar con un sistema poderoso es solo la mitad de la batalla. Para asegurar su funcionalidad, se deben hacer pruebas de penetración. Esto puede revelar debilidades críticas que se pueden remediar con medidas o ajustes adicionales en la configuración de seguridad.
  7. Capacite a los empleados necesarios para que apoyen su sistema de seguridad: los empleados suelen ser un punto ciego de seguridad. Aunque tengan las mejores intenciones, un pequeño error puede ser desastroso para la configuración de seguridad en la nube. Capacitar al personal en cuanto a lo que debe hacer o no hacer, a cómo gestionar sus claves de acceso, y a aquello en lo que debe estar atento, puede eliminar violaciones de seguridad potencialmente costosas.

La seguridad en la nube puede hacer que su sistema basado en la nube sea tan seguro como una computadora o dispositivo personal en su bolsillo, o incluso más seguro. Con una estrategia dinámica de seguridad en la nube, usted puede ofrecer la visibilidad que su equipo de TI necesita, junto con el control y la protección adecuados para mantener seguros sus datos y sistemas.

Seguridad de una red segura en la nube

Acelere su recorrido por la aplicación con una red segura en la nube

Aumente la agilidad, reduzca el riesgo y optimice los costos

Regístrese ahora

¿Cómo puede ayudarle Fortinet?

Con el aumento de la aceleración digital y la adopción de la nube, las empresas necesitan soluciones de seguridad específicas, adaptadas a los entornos y las infraestructuras de la nube. Fortinet ayuda a las organizaciones a proteger los recorridos de la aplicación hacia, dentro y a través de nubes con Fortinet Cloud Security.  Estas soluciones ofrecen visibilidad y control en todas las infraestructuras de ciberseguridad de la nube, lo que significa protección para aplicaciones y conectividad del centro de datos a la nube.

Las soluciones de seguridad en la nube de Fortinet se integran como si fueran nativas en todas las plataformas y tecnologías de nube importantes. Una arquitectura de malla de ciberseguridad, como Security Fabric de Fortinet, se extiende a todos los entornos híbridos y de multinube. Esta estrategia de plataforma reduce la complejidad operativa, ofrece mayor visibilidad, resuelve las brechas de recursos y habilidades, y aumenta la efectividad general de la seguridad.

Obtenga más información en el Informe de seguridad en la nube de Cybersecurity Insiders 2021.